Disciplinas y Problemas filosóficos
Contrario a lo que comúnmente se piensa, la filosofía no es un campo de estudio aislado. Más bien, es una herramienta útil para conocer la vida cotidiana en distintos ámbitos, como el cultural, el académico, el político, el religioso y el social, entre otros.

Disciplinas filosóficas, su objeto de estudio y relación con áreas de la cultura.

En primer lugar, la filosofía contempla tres grandes problemas que le son fundamentales: el ontológico, el gnoseológico y el axiológico.

Ontología

La ontología plantea el problema de las condiciones de posibilidad de los entes, es decir, lo que los hace posibles.
En términos del discurso filosófico, la ontología indaga en torno a las relaciones que determinan la gestación, el desarrollo y el modo de ser de un proceso o conjunto de procesos; por ejemplo, ¿qué es el agua?, ¿qué es lo que lo hace ser?, ¿por qué es así, y no de otro modo?

Epistemología

Cuando se trata de construir conocimiento científico, la reflexión se convierte en análisis de las condiciones de posibilidad de ciencia, a lo que se le denomina epistemología.

Ética

Estudia el comportamiento moral de los seres humanos y los fundamentos de lo que se considera bueno o moralmente correcto. Su valor fundamental es el bien moral. También puede definirse como una adecuada gestión de la libertad, ya que distingue el bien del mal tomando en cuenta los valores universales.

Estética

La estética es la ciencia que trata de la belleza y de la teoría fundamental y filosófica del arte. Es decir, analiza la experiencia del gozo que produce la actividad de percepción o creación de objetos por su forma, color, sonido, imagen, etc., más allá de su contenido biológico o social.

Gnoseología

El problema de la gnoseología es el de las condiciones de posibilidad del conocimiento. Los factores que lo hacen posibles son: un sujeto, un objeto, el lenguaje y la práctica humana.

Axiología


Esta investiga el deber ser o la naturaleza de los valores morales, estéticos, religiosos, jurídicos, económicos, entre otros; y de las relaciones que entre ellos establecen para normar y dar sentido al mundo del ser humano.

Lógica

La lógica se refiere al análisis de las tres formas del pensamiento: concepto, juicio y razonamiento
Un concepto constituye la síntesis entre dos o más procesos que se determinan mutuamente: “El agua es un líquido”. Implica tres operaciones: definición, clasificación, y división.
El juicio es un enunciado declarativo que puede ser verdadero o falso, también puede ser afirmativo o negativo, universal o particular.
Cuando se presentan razones a favor o en contra de un juicio se habla de razonamiento o argumento. Éste se divide en deductivo, inductivo o analógico, principalmente.

Filosofía de la religión

La filosofía de la religión, especialmente, al estudio de la relación que establecen los seres humanos con sus deidades, los valores que le son propios y el de los fines o consecuencias de su práctica. Por ejemplo, la religión es una forma de expresión humana que busca asegurarse un destino, aquí y en el más allá, lo más seguro posible.

Filosofía de la ciencia.

La filosofía de la ciencia investiga el desarrollo y el cambio del conocimiento científico y de la práctica científica, y su relación con la realidad; es decir, estudia la validez de la ciencia y sus métodos para comprender y analizar los fenómenos de la naturaleza.

Filosofía política.

La filosofía política indaga los valores y la especificidad de las relaciones de dominación o cooperación entre gobernados y gobernantes, entre Estado y la sociedad civil, así como el poder que se deriva de tales vínculos.

Filosofía de la cultura

La filosofía de la cultura centra su atención en las costumbres, tradiciones, hábitos y expresiones artísticas, religiosas, morales, jurídicas, entre otras, en su unidad, como un todo, de los diversos pueblos, grupos, naciones o external image arrow-10x10.png sociales.